Branding Proyectos Inmobiliarios

En la era de la información, seguir pensando que hacer los mismos brochures de siempre todavía es suficientes para dar a conocer un proyecto inmobiliario no solo es ingenuo, sino que desconoce al consumidor actual. Por esto resulta fundamental hablar de branding para los proyectos inmobiliarios, porque construir una marca es la búsqueda de procurar una experiencia única a un posible comprador, que sin duda es totalmente distinto a como era años atrás.

En Colombia, más de 33 millones de personas cuentan con un smartphone, lo que significa que están expuestos constantemente a una inmensa oferta de contenidos y mensajes publicitarios, sin contar con los medios tradicionales. Esto multiplica las posibilidades de que un mensaje sea pasado por alto si no logra conectar con los compradores de inmuebles. Por lo tanto, trabajar en la construcción de marca, pensando en los valores que aprecia el consumidor puede ser una forma eficiente de captar su atención y ser merecedores de su inversión.

El branding para un proyecto inmobiliario propende por la coherencia, la identidad y la diferenciación frente a la competencia, lo que desemboca en, no solo llamar la atención del consumidor, sino ganar su confianza, credibilidad y, por qué no, su afecto.

 

7 ideas para construir la marca de un proyecto inmobiliario

1. Crear un concepto

Todo comienza por un nombre, uno que logre ser lo suficientemente llamativo, contundente y de fácil recordación, siempre englobando la idea que el proyecto inmobiliario quiere transmitir. A partir de esto se puede pensar en la imagen visual, el logotipo con sus formas, sus colores, y hasta la tipografía. Por supuesto, no hay que obviar el lenguaje que se va a usar y esto debe estar presente en todas las comunicaciones para reforzar el concepto bajo el cual se desarrolla la marca del proyecto.

2. Vender un estilo de vida

Desde una marca de gaseosas, hasta una de zapatos, o casi cualquiera siempre se refieren a “vender un estilo de vida” en sus estrategias de mercadeo. Sin embargo, un proyecto inmobiliario es en sí mismo un estilo de vida para quien vaya a habitar ese lugar. Las características del proyecto, los valores agregados que tenga, los puntos estratégicos a su alrededor o los sitios aledaños a este determinarán el tipo de cotidianidad que va a tener el comprador de un inmueble, y esto debe quedar lo suficientemente claro en las comunicaciones del proyecto y la construcción de marca. El hecho de que un cliente pueda visualizar su estilo de vida allí a futuro ayudará a que tome una decisión más fácilmente; imaginarse una vida ideal y feliz puede ser el mayor incentivo para que el comprador tome una decisión.

3. Crear una buena página web y fortalecer la presencia digital

Como se mencionó al principio, el consumidor actual siempre está conectado y no perderá ninguna oportunidad para ahondar en la información antes de tomar una decisión de compra, sobre todo una tan trascendental como la adquisición de un inmueble. Si antes solamente se usaban tarjetas de presentación, volantes o folletos para presentar a una persona o a proyecto, en el mundo actual, una página web cumple este y muchos más propósitos informativos, con la diferencia de que siempre está presente en Internet, mientras su dueño así lo quiera.

Según un estudio de Google, el 76% de los usuarios que realiza una búsqueda local desde su smartphone visitará una tienda en menos de 24 horas y el 28% de éstas visitas derivará en una compra. Esto ratifica la importancia de poder estar presente en Internet cuando un posible cliente busca información sobre un proyecto en particular, pues ese usuario probablemente terminará siendo un comprador.

Una buena página web, que se adapte a la construcción de marca, que provea contenidos e información gráfica que resulte relevante y de valor puede marcar una gran diferencia. Trabajar en el posicionamiento de ese sitio web, además de procurar una navegación fácil y agradable al usuario en diferentes dispositivos, podrá ser un punto diferencial que le permita sobresalir frente a otros proyectos inmobiliarios. Por otro lado, la página web es un espacio ideal para motivar las acciones deseadas por parte del usuario que la visita, mediante claros “call to action”, que incentiva de forma explícita a los visitantes a realizar una acción concreta, por lo tanto este espacio se convierte en una fuente de generación de leads o personas con interés en una posible compra.

La página web, como ese espacio siempre disponible para cualquier usuario con ganas de indagar, ayudará a fortalecer la marca, transmitir el concepto con el cual esta se ha creado y establecer un efectivo canal de comunicación para resolver inquietudes y asesorar al usuario. Allí podrá indicar claramente su número de contacto, correo electrónico, dirección física y todo el material que un comprador quiere conocer para tomar decisiones informadas.

4. Proveer experiencias de inmersión con simulaciones virtuales

Se calcula que para el año 2020 habrá 43 millones de dispositivos de realidad virtual, hecho que nos lleva a pensar que la posibilidad de habitar lugares virtuales despierta el interés de muchos. Al hablar de proyectos inmobiliarios, inevitablemente nos referimos a espacios, a hábitats, y qué mejor para un cliente potencial que experimentar una inmersión a través de un render de buena calidad o un recorrido virtual en 3D. Los proyectos con mejor contenido visual reciben un 403% más de visitas que aquellos que no lo tienen, de acuerdo a la firma especializada Inman. Si bien desarrollar estas simulaciones es una práctica ya frecuente en la industria, no sobra recalcar su importancia y, por qué no, seguir la pista y evolución de las aplicaciones de la realidad virtual.

5. Planos llamativos

La calidad en la presentación de un plano siempre será agradecida por un posible cliente. La percepción que genera un trabajo cuidadoso y detallado puede influir decisivamente en la idea que se lleve quien está analizando la opción de comprar. Un plano que pueda proveer información de interés, incluso de forma interactiva y multimedia, cumplirá cabalmente con su propósito y ayudará a dar coherencia a la marca que se ha construido para el proyecto.

6. Aprovechar la publicidad online para generar contactos

La posibilidad de hacer segmentaciones de audiencia muy precisas por criterios demográficos, geográficos o de intereses, sumado al uso de palabras clave en las búsquedas, hace de la publicidad en Internet un buen mecanismo para mostrar la marca que se ha venido creando, como la cara visible de un proyecto inmobiliario que tiene un carácter propio. Pero si por un lado se posiciona a la marca a través de publicidad digital, este medio resulta ideal para la generación de leads, con quien se podrá establecer un proceso de asesoría y comunicación que termine en una compra efectiva.

Los presupuestos en la publicidad digital, a diferencia de los medios masivos, los determina el anunciante y en virtud de su inversión podrá ver los resultados y hacer un seguimiento minuto a minuto de sus campañas para optimizarlas, ya sea en Google, en otros buscadores, sitios especializados o en redes sociales.

7. Trabajar con expertos

Podría parecer una obviedad, pero, así como el trabajo de un abogado o de un ingeniero no se le delega a alguien que no cumpla ciertas características profesionales, vale la pena anotar que el trabajo de marketing o de diseño debe estar en manos de expertos especializados en finca raíz, pues los errores de estrategia, diseño o comunicación pueden salir costosos, así como los aciertos de construir una marca sólida y coherente para un proyecto inmobiliario pueden repercutir en el éxito y efectividad del negocio en general.